La correcta postura del jinete II.

martes, 17 de abril de 2012 :: 12:00 a.m.

Deben estar colocadas de manera que, si el jinete estuviera de pie en el suelo, tendría los pies separados, las rodillas dobladas y la parte alta del cuerpo recta.

En general la pierna tiene que estar relajada, de forma que todo el peso de la pierna caiga en el pie del jinete, al hacer de freno el estribo, y el tobillo estar relajado el talón baja (si montamos sin estribos la punta del pie caería hacia abajo, es un error forzar el tobillo para bajar los talones cuando se monta sin estribos, crea tensión en la pierna).

Las rodillas deben posicionarse de forma natural, según la constitución del jinete, y lo mismo sirve para la punta del pie. Una persona que en el suelo su postura natural abre las rodillas y/o las puntas de los pies, abrirá las rodillas y/o las puntas de los pies cuando está montado a caballo.

La parte baja de la pierna también debe estar relajada (la pantorrilla o los gemelos), es la zona de la pierna que ejercería presión hacia el caballo. Como si las piernas fueran una tenaza.

Nunca hay que apretarse al caballo con las rodillas, esto hace que la parte baja de nuestra pierna se adelante y nuestro cuerpo pierda el equilibrio desplazándose hacia atrás, con las consecuencias que ya expliqué: que el caballo se caliente, que tengamos tendencia a sujetarnos en la rienda (boca del caballo) y que nos cueste levantarnos para el trote a la inglesa o el salto. Ojo con algunas sillas con mucho relleno en la zona de la rodilla, ya que pueden hacer que sin darnos cuenta nos estemos apretando al caballo por esta zona en lugar de con los gemelos.

La posición del pie también debe ser relajada, el tobillo suelto y el estribo apoyado donde termina nuestro pie justo antes de los dedos, y no sobre estos (llevar el estribo demasiado en la punta puede provocar que se baje exajeradamente el talón y que se pierda con facilidad). El pie tiene que "descansar" sobre el estribo, y al estar la pierna relajada, el talón baja de forma natural, y no hacer presión sobre éste. Los dedos del pie apuntarán por lo general al frente, pero, como he dicho antes, dependerá de la constitución de cada persona.

Montar

 
Publicado por: JI
Fuente: Mundo Ecuestre



Comentarios...